Llamado al diálogo y la coordinación entre Alcaldía y Gobernación

En vista de las declaraciones de la última semana, tanto del Gobernador (e) de Caldas como del Alcalde de Manizales, la Corporación Cívica de Caldas (CCC) les hace un llamado al diálogo y a la coordinación en la atención de la emergencia invernal con recursos de regalías.

Esta falta de entendimiento está llevando a una situación desfavorable para la sociedad caldense en el aprovechamiento de este tipo de recursos. La CCC solicita que se recompongan las relaciones en materia de planeación y asignación de regalías, y que procedan al trabajo conjunto para atender la emergencia en todo el departamento, sin perder de vista las prioridades que existen en algunos municipios como Manizales.

La CCC les recuerda que en el Sistema General de Regalías (SGR) es indispensable la coordinación de las entidades territoriales. El artículo 2 de la Ley 1530 de 2012 señala que uno de los objetivos de este sistema es “fortalecer la equidad regional en la distribución de los ingresos minero-energéticos, a través de la integración de las entidades territoriales en proyectos comunes; promoviendo la coordinación y planeación de la inversión de los recursos y priorización de grandes proyectos de desarrollo”.

Así pues, ninguna entidad territorial puede renunciar a trabajar de manera mancomunada con las demás en la ejecución de regalías. Incluso al interior del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), que es la autoridad regional que se responsabiliza de la destinación de estos recursos, es requisito la presencia y el trabajo conjunto de las entidades territoriales del departamento, es decir, Gobernación y alcaldías.

Es comprensible que la emergencia incite a los gobiernos locales a actuar con premura, sin embargo esto no puede llevar a saltarse los procedimientos legales, mucho menos a romper con el diálogo y la obligación de coordinación. Esta situación está llevando a poner en competencia los intereses del departamento y de su capital, cuando la filosofía del Sistema General de Regalías es justamente la de la cooperación. Por otra parte, esta situación pone en riesgo el futuro de las inversiones en la región, no solo para el plan de desarrollo del departamento sino también para el del municipio de Manizales, pues el sistema exige una planeación conjunta que analice las prioridades regionales de atención de la emergencia pero sin poner en riesgo otros proyectos ya previstos.

Finalmente, la CCC hace un llamado al Gobierno Nacional, especialmente al Ministerio de Hacienda y al Departamento Nacional de Planeación, para que no generen expectativas ni escenarios que puedan romper la coordinación entre la Gobernación de Caldas y la Alcaldía de Manizales en la ejecución de recursos de regalías para la atención del invierno. Que en su lugar garanticen el trabajo conjunto en cada uno de los espacios de planeación y asignación. Por otra parte, que analicen la posibilidad de asignar recursos de otra procedencia para la atención del invierno, con los cuales haya menos riesgo de afectar otros proyectos para la región y con los cuales se pueda responder de manera más expedita ante la emergencia. 

Añadir nuevo comentario