Ante nuevas alertas, se denuncia en la Fiscalía el caso del Cable Aéreo

Durante la última semana, la Corporación Cívica de Caldas y la Corporación Manizales en Común han venido reuniendo información sobre posibles sobrecostos en la adquisición en las nuevas tarjetas del cable aéreo, sobre una presunta violación a la propiedad industrial y a los derechos de autor por la compra de las mismas, y sobre una contratación deficiente en el mantenimiento del software de recaudo de este sistema de transporte. Teniendo en cuenta que se tratan de hechos nuevos que se suman a otras alertas que ya se habían denunciado recientemente, este jueves 2 de agosto ambas organizaciones han enviado toda la información recogida a la Fiscalía General de la Nación, con el fin de que asuma el conocimiento del caso completo y tome las medidas que estime pertinentes.

Cada vez hay mayor preocupación sobre la Asociación Cable Aéreo de Manizales (ACAM), debido a la forma como se están sumando diferentes situaciones que generan riesgo frente a los recursos y la eficiencia del servicio.

El pasado 26 de junio, la Corporación Cívica de Caldas y la Corporación Manizales en Común ya habían expresado sus preocupaciones por las reiteradas irregularidades en la ACAM, sobre todo en el control del efectivo (debido a las faltas en el proceso de arqueo) y en el control de los tiquetes plásticos que se usaron hasta este año (debido a la manipulación sin protocolos que genera riesgos de extravío y falsificación de los tiquetes). Todas estas irregularidades en su momento fueron informadas en la última auditoría que prestó la Contraloría General de Manizales.

Ante estas observaciones, la Alcaldía de Manizales y la ACAM plantearon que se trataban de irregularidades que venían siendo subsanadas con la implementación del nuevo sistema de recaudo, el cual consta de nuevos torniquetes y de tarjetas inteligentes que permiten el retiro de los tiquetes plásticos.

Sin embargo, la información recogida durante la última semana lleva a generar otras alertas sobre ese sistema de recaudo nuevo y sobre el contrato de compra de las primeras 30.000 tarjetas.

  1. Las organizaciones encontraron que el 21 de mayo de 2018, el Jefe de Operaciones y Mantenimiento de la ACAM envió un memorando al Gerente de la misma entidad. En este documento se informa que las 30.000 tarjetas ya compradas pueden ser ilegales o piratas, pues son copias ilegales que no cumplen con derechos de autor ni permiten un correcto funcionamiento técnico en sistemas americanos. Esta información fue advertida por otro proveedor de tarjetas, con el cual se consultaba una nueva compra de las mismas. El posible oferente sugirió incluso que denunciaría penalmente a la empresa que las proveyó y advirtió que el único distribuidor autorizado para América Latina era la empresa NXP de Brasil, y no la empresa china Fudan, a la cual se le compraron las 30.000. Esto implica, según la comunicación entre el funcionario y el Gerente, que no existe seguridad respecto a la originalidad de las tarjetas que actualmente se usan para acceder al cable aéreo.
  2. Por otra parte, existen dudas sobre los costos de las 30.000 tarjetas que fueron compradas por la ACAM, a través de convenio con People Contact. Esta última entidad celebró el contrato No. C-013-2017 con la empresa Industrias Metálicas IDPG S.A.S., dentro del cual se pactó la venta de esta cantidad tarjetas por un valor de $96’000.000, es decir por un valor unitario de $3.200. Estas tarjetas son Mifare 1K, genéricas, producidas por la empresa Fudan de China. Fueron entregas en blanco, es decir sin impresión y sin plastificación. Por eso en el mismo contrato se pactó la compraventa de una  impresora con la cual se pudieran imprimir las tarjetas.
  3. Según cotizaciones que se pueden hacer por Internet, y que se adjuntaron a la denuncia, este tipo de tarjetas genéricas (o piratas) de Fudan se pueden conseguir por un valor unitario de $2.500, incluso ya impresas y plastificadas. Por otra parte, las tarjetas Mifare originales, de NXP, se pueden cotizar por un valor unitario de $2.400 pesos, en blanco, tal y como fueron adquiridas las 30.000. Es decir que, al juzgar con estas cotizaciones, en cualquiera de los casos pudo haberse presentado un sobre costo al comprarlas por $3.200 por unidad. Estas cotizaciones fueron presentadas por el noticiero El Matutino de la emisora UM Radio, en Manizales.
  4. Existen dudas adicionales sobre la celebración y la ejecución del contrato No. C-013-2017 entre People Contact y la empresa Industrias Metálicas IDPG S.A.S.. Se desconocen las razones por las que no se pactó el servicio de mantenimiento del software de recaudo, pues solo se acordó su compra y su instalación. Esto habla de una planeación deficiente que deja en riesgo la sostenibilidad del sistema y que puede llevar a una adición contractual que pudo evitarse o a un contrato adicional que podría acarrear costos innecesarios. El gerente de People Contact ha advertido que el contrato se celebró de acuerdo a los requerimientos exigidos por la Asociación Cable Aéreo de Manizales.
  5. Según declaraciones de los funcionarios en el noticiero El Matutina de UM RADIO, sobre este mismo contrato ya se ha comenzado a decir que no existen actas de entrega completas del contrato, lo cual dificulta reconocer sobre el estado de cumplimiento o sobre la conformidad con lo entregado por el contratista.

Las dos organizaciones ciudadanas esperan que la Fiscalía General de la Nación pueda abordar de manera completa lo que viene sucediendo en la ACAM, tanto las alertas pasadas como estas nuevas. Esto con el fin de esclarecer los hechos y definir las responsabilidades que correspondan.

Añadir nuevo comentario

You must have Javascript enabled to use this form.