Corporación Cívica de Caldas presenta ante la Asamblea 15 observaciones al Plan de Desarrollo Departamental

Luego de la revisión realizada por la Corporación Cívica de Caldas del "Plan de Desarrollo 2016-209 Caldas Territorio de Oportunidades" incluyendo el documento Bases del Plan así como del proyecto de ordenanza, consideramos que se trata de un documento técnico completo, rico en cifras e indicadores, con diagnósticos que evidencian el aporte de los expertos académicos de la Alianza Suma así como la amplia participación ciudadana. Destacamos que las visiones subregionales construidas a partir de las visitas a todos los municipios de Caldas, excepto Belalcázar, se encuentren disponibles para la ciudadanía en general en la página web de la Gobernación, ya que estos documentos son un insumo valioso no sólo para el Plan de Desarrollo, sino también para otros planes, proyectos o investigaciones que se adelanten en el departamento.

Teniendo en cuenta que el Plan está aún en discusión ante La Asamblea Departamental, de manera muy respetuosa presentamos 15 consideraciones puntuales, orientadas básicamente a fortalecer o aclarar aspectos concretos del documento:

1.​La educación es uno de los tres pilares del plan y este énfasis se articula con la apuesta de la Alcaldía de Manizales, que también señala que la educación es el eje para transformar el territorio. En este orden de ideas, resaltamos que el Plan Departamental incluye metas exigentes como aumentar en 10 puntos porcentuales la tasa de retención escolar, que llegaría a un 39%, así como las metas en materia de educación rural orientadas a disminuir la tasa de analfabetismo. Esto es importante porque el último Censo Agropecuario del Dane ubicó a Caldas en el noveno lugar entre los 32 departamentos del país con más hogares rurales con personas mayores de 15 años con bajo logro educativo, mientras que Risaralda y Quindío registran las tasas más bajas de Colombia. Sin embargo, con relación al programa de alimentación escolar, respetuosamente sugerimos a los honorables diputados revisar las metas del Plan, ya que observamos un decrecimiento con relación a la línea de base en las raciones diarias de alimentos para los estudiantes, que bajarían de las 110.000 que se ofrecen hoy a 88.000. El tema nos inquieta porque los programas de alimentación escolar están directamente relacionados con el esfuerzo por disminuir la deserción de las aulas.

 

2.​En el caso puntual de la jornada única, resulta significativo que se planee construir, remodelar o adecuar 829 aulas para atender este proyecto. Con relación al número de estudiantes beneficiados por jornada única, la línea de base indica que hoy hay 9.615 niños y la meta del cuatrienio es 35.000. Respetuosamente recomendamos precisar si la cifra de 35.000 corresponde a niños por año o a todo el cuatrienio, ya que si se trata de la cifra global del cuatrienio se estaría aprobando un descenso con relación a la línea de base. 

 

3.​Celebramos que la gran mayoría de metas e indicadores relacionados con educación y salud están formulados en términos de impacto, expresados en número de personas beneficiarias o variaciones con respecto a la línea de base, que se indica de manera cuantitativa y concreta. Respetuosamente llamamos la atención sobre el contraste que hay en la calidad de la información de línea de base en los sectores de salud y educación, en comparación con otros como vivienda, infraestructura, agricultura, o TICs, por mencionar algunos, en los que la línea de base de la mayor parte de sus indicadores es “0”, razón por la cual resulta imposible determinar en términos reales si la gestión a realizar en este cuatrienio implica un esfuerzo mayor o menor que el realizado en el período anterior. Si bien hay casos en los que efectivamente la línea de base es “0” porque se trata de una innovación, temas como la construcción o mantenimiento de vías, las coberturas de Internet o la construcción y mejoramientos de vivienda no deberían tener “0” como línea de base, sobre todo porque algunas cifras sí aparecen en la parte diagnóstica de las bases del plan, pero no en las metas e indicadores.

 

4.​En el tema de salud, destacamos la iniciativa de poner en marcha un Observatorio de violencia de género, integrando la información de justicia, salud y protección. No obstante, observamos que las metas relacionadas con violencia intrafamiliar, sexual y de género, así como las de salud mental, están expresadas en relación con los planes o servicios de atención que ofrecen las IPS así como los comités intersectoriales que operen en los municipios, pero no existen metas expresadas en términos de víctimas de la violencia intrafamiliar, sexual y de género, o de incidencia de la enfermedad mental, incluyendo tasas de suicidio, que al final del cuatrienio deberían ser menores de las que existen hoy.

 

5.​Destacamos la meta orientada a reducir de 2,2% a 1,8% la tasa de embarazo adolescente. Respetuosamente sugerimos que este tema no sea responsabilidad exclusiva del área de salud, sino también de la Secretaría de Educación, para que se estructure de manera articulada, en términos de política pública. En cuanto a la tasa de mortalidad materna directa, el Plan plantea como meta del cuatrienio 30 muertes, cifra que si bien es inferior a las 57 de 2011, sigue siendo una tasa bastante alta. También sobre el tema de salud, es conocido que las quejas más recurrentes de los pacientes se relacionan con la falta de atención oportuna y por ello respetuosamente invitamos a los honorables diputados a incluir este aspecto relacionado con la calidad en el servicio de salud dentro del Plan de Desarrollo, con indicadores y metas de impacto en términos de población atendida y tiempos de atención. 

 

6.​La calidad del agua tiene incidencia directa en la salud. Debido a las quejas frecuentes que existen en el departamento sobre la calidad del agua de los acueductos rurales, respetuosamente invitamos a la Gobernación y a los honorables diputados a analizar el compromiso del Plan de Desarrollo de conservar en 72,4% la cantidad de acueductos rurales con vigilancia por laboratorio de calidad del agua para consumo humano, ya que consideramos pertinente trabajar para elevar este monitoreo permanente de la calidad del agua a todos los acueductos rurales del departamento.

 

7.​Con relación a las metas en materia deportiva, el plan señala que se cofinanciarán las 29 ligas y se contratarán 60 técnicos, pero el documento no precisa el porcentaje o monto de cofinanciación ni el tiempo de contratación de los técnicos, que debería ser por los 12 meses de cada año, razón por la cual de manera respetuosa sugerimos precisar lo pertinente en el documento de bases del plan. Así mismo, se plantea la construcción de 3 escenarios deportivos nuevos, 6 recreativos y la adecuación o dotación de 21 escenarios deportivos. Como no se precisa su ubicación, esperamos que estos escenarios atiendan necesidades de todas las subregiones del departamento, y ojalá de todos los municipios.   

 

8.​En el sector cultura observamos que algunas de las metas están diseñadas en términos de elaborar inventarios, apoyar proyectos, difundir acciones o garantizar coberturas. Respetuosamente sugerimos que las metas e indicadores se definan en términos de población atendida o beneficiaria, tales como usuarios de bibliotecas públicas, asistentes a conciertos, participantes en las bandas musicales, o número de oyentes de la emisora, con el fin de poder medir el impacto real de las mismas. De otro lado, en la matriz plurianual de inversiones por líneas estratégicas se observa que el monto a invertir en cultura durante el cuatrienio es de $11.509 millones, que representa el 0,68% del total del presupuesto del cuatrienio. Teniendo en cuenta que uno de los tres pilares del plan es la educación y el sector de cultura es un importante dinamizador de la integración, la equidad, la movilidad social y el cierre de brechas, de manera muy respetuosa invitamos a los honorables diputados a revisar esta asignación presupuestal.

 

9.​Con relación a la política de equidad de género, de manera muy respetuosa solicitamos incluir al menos un indicador y meta relacionado con el cumplimiento del mandato previsto en la  Ley 581 de 2000, conocida como Ley de Cuotas, en las distintas entidades del departamento, incluyendo hospitales, instituciones educativas y entes descentralizados.

 

10.​Celebramos la ambiciosa meta de incrementar en 130.174, equivalentes a un 20%, el número de turistas que visiten el departamento de Caldas durante este cuatrienio, así como los componentes de ciencia y tecnología. Los 10 corredores viales sobre los que la Gobernación plantea realizar gestiones ante el Gobierno Nacional sin duda deben contribuir a que se logren las metas en materia de competitividad y flujo de turistas, además de beneficiar de manera directa a los campesinos de nuestro departamento. También consideramos significativo que el Plan incluya acciones concretas orientadas a las empresas exportadoras, aunque sería deseable diseñar metas en términos de aumento real del volumen de exportaciones del departamento. Con relación a la iniciativa de intercambios en universidades, incluida en el Plan, no incluye la cifra meta de estudiantes a beneficiar, como tampoco incluye la cifra meta de estudiantes inmersos en educación terciaria en actividades de ciencia, tecnología e innovación.

 

11.​Destacamos que el Departamento proponga realizar 24 Campañas de educación y sensibilización en seguridad vial, tema en el que la Gobernación cuenta con el apoyo decidido de la Corporación Cívica de Caldas para su realización: necesitamos civismo y pedagogía para peatones, ciclistas, motociclistas y conductores de carros particulares y de servicio público. Así mismo el plan incluye campañas relacionadas con convivencia ciudadana en todos los municipios de Caldas, tema en el que también ofrecemos nuestro apoyo en lo que la administración estime pertinente. 

 

12.​En materia ambiental resaltamos el plan de adquirir predios para la protección y conservación de fuentes abastecedoras de acueductos urbanos y rurales. Ojalá este importante programa tenga impacto en todas las subregiones del departamento. 

 

13.​La paz debe ser una política de Estado y no de gobierno y por lo tanto resulta muy importante que desde la Gobernación se incluyan en el Plan iniciativas concretas para que nuestro departamento contribuya a la materialización del postconflicto, o postacuerdo, que es como algunos señalan que debe denominarse. Consideramos muy interesante el enfoque de postconflicto propuesto en el Plan de Desarrollo, que incluye el trabajo en derechos humanos y la construcción de equidad en temas como erradicación del trabajo infantil, atención a primera infancia y desarrollo de comunidades indígenas y afro, entre otros. Observamos que el documento es explícito en la atención a víctimas y construcción de memoria histórica, pero no se explican las acciones a realizar con población reinsertada o desmovilizada, para facilitar su reintegración a la vida civil.

 

14.​Con relación a las facultades solicitadas por el Gobernador en los artículos 19, 20 y 21 del proyecto de ordenanza, observamos que si bien éstas se circunscriben a autorizaciones para suscribir convenios, contratos, encargos fiduciarios, alianzas estratégicas, enajenación de inmuebles y alianzas público privadas, pero no incluyen facultades para realizar reformas administrativas en el departamento, de manera muy respetuosa consideramos que dicha solicitud se debe analizar a la luz del numeral 9 del artículo 300 de nuestra Constitución Política, que señala que la Asamblea es competente para autorizar al Gobernador para “celebrar contratos, negociar empréstitos, enajenar bienes y ejercer pro temporeprecisas funciones de las que corresponden a las Asambleas Departamentales”. Corresponde entonces a la Asamblea sopesar la conveniencia administrativa y los riesgos de trasladar estas funciones de manera genérica al ejecutivo, sin límites en cuantías, independiente del nombre de la persona que esté al frente del departamento. Como señaló el editorial de ayer de La Patria, se trata de “hallar un punto medio en el que no haya excesos de poder, pero tampoco que el mandatario sienta disminuida su gobernabilidad”.

 

15. Por último, celebramos que el plan incluya de manera explícita un capítulo sobre buen gobierno, con componentes de transparencia, gobierno en línea, datos abiertos, rendiciones de cuentas y austeridad en el gasto, entre otros. Desde la Corporación Cívica de Caldas enviamos el 12 de febrero al Gobernador y los 27 alcaldes del departamento 10 propuestas puntuales sobre buen gobierno y transparencia, que incluían dichos temas. De la propuesta que formulamos quedan pendientes por incluir en el plan aspectos puntuales sobre meritocracia,  publicación de hojas de vida de funcionarios y contratistas, estrategias de defensa judicial y avances en materia de Ley de Transparencia, Planes Anticorrupción, entre otros. Confiamos en que la Asamblea evalúe su conveniencia y proceda a incluirlos en la versión final del documento que se apruebe.

 

 

Añadir nuevo comentario

You must have Javascript enabled to use this form.