Riesgo en zonas azules y naranja por más denuncias contra SUTEC

La Corporación Cívica de Caldas (CCC) alerta sobre el riesgo financiero y de prestación del servicio en el que se encuentran las concesiones de zonas azules y zonas naranja (estacionamiento en vía) en Manizales. Por tal motivo, solicita a la Alcaldía y a las entidades de control la divulgación e investigación del estado contractual y del estado financiero de esas dos concesiones. Esto con el fin de tomar la medidas contractuales y sancionatorias que correspondan para garantizar la prestación del servicio y, sobre todo, la protección de los recursos públicos.

Para la CCC, este riesgo se ha acrecentado debido a las graves denuncias que se vienen haciendo públicas por el periódico El Espectador sobre la empresa que es contratista en ambas concesiones: SUTEC S.A. De un lado, por la presunta falsedad en documentos financieros presentados ante la Cámara de Comerico de Bogotá en el mismo tiempo en que se abrió la licitación de la primera concesión en Manizales. De otro lado, por las denuncias por quiebra de su casa matriz en Argentina y el supuesto desvío de dineros para evadir sus deudas.

La actual concesión de zonas azules de SUTEC fue fruto de una licitiación (LP-SSP-STT-003-2017) que ya había sido cuestionada por la CCC y la Corporación Manizales en Común, en junio de 2017. En su momento, se señaló que la Alcaldía de Manizales había adelantado la licitación con un estudio de mercado deficiente en la etapa precontractual, lo cual llevó a una licitación apenas entre dos proponentes y en la cual resultó vencedor la empresa SUTEC. Según se hizo visible en ese entonces, esta empresa ya tenía serios cuestionamientos por presunta corrupción en Perú, por falta de experiencia en la celebración de un contrato de gestión de grúas en Bogotá y por la propiedad de sociedades offshore en Panamá.

Ahora bien, la empresa SUTEC también se quedó con la concesión de zonas naranja en una licitación (LP-SD-012-2017) en la que fue el único proponente. Un hecho que parece más grave en términos de estudios precontractuales de mercado, de convocatoria y de garantías para la pluralidad de oferentes.

Para la CCC, la situación que viven hoy las concesiones ante estos nuevos hechos, tiene un enlace directo con los riesgos que no se reconocieron ni se atendieron en los dos procesos licitatorios de 2017. En especial, por no haber garantizado la participación de más proponentes que pudiera tener más posibilidades de impedir que la concesión terminara en un contratista con cuestionamientos que ya se conocían desde entonces.

Denuncias por presunta falsedad en documentos financieros

Desde el año 2018, el periódico El Espectador viene haciéndole seguimiento a SUTEC, debido a que también fue la ganadora de la cuestionada licitación de semaforización en Bogotá. Desde marzo de ese año, este medio de comunicación viene recopilando información que contiene indicios sobre cómo los balances presentados por la empresa en 2017, para pujar en ambas licitaciones (zonas azules en Manizales y semaforización en Bogotá), fueron confeccionados con fragmentos de estados financieros anteriores. 

Es de advertir que estos documentos contables se radicaron para renovar el RUP ante la Cámara de Comercio de Bogotá, en mayo 2017, justamente en la apertura de la licitación de zonas azules en Manizales. En ese entonces, la Alcaldía de Manizales terminó evaluando la capacidad financiera de SUTEC con base en estos balances cuestionados.

Al final, según se conoció, los documentos contables presentados en Colombia no coincidían con los presentados en Argentina para el mismo año, en donde se ha hablado de una situación de quiebra. La misma empresa SUTEC reconoció esta situación cuando fue requerida por la Secretaría de Movilidad de Bogotá. En sus explicaciones admitió que había inconsistencia entre los documentos financieros presentados en cada uno de los dos países, y advirtió que estaba investigando y corrigiendo sus cuentas.

En junio de 2019, Andrés Cufiño, expresidente de SUTEC en Argentina, ratificó que la firma que aparece en los papeles que presentó la empresa para quedarse con los dos contratos en Colombia no es la suya. Un hecho que podría confirmar la falsedad de los documentos.

Al respecto, la CCC quiere resaltar que mientras el contrato de semaforización en Bogotá ha venido teniendo observaciones y medidas por las entidades de control desde el momento de su inicio, en Manizales las dos concesiones avanzan sin que ninguna entidad de control o el gobierno municipal adviertan riesgos o causas de investigación por las denuncias que se publican desde 2017. El caso por la presunta falsedad está en manos de la Fiscalía General, a raíz de los cuestionamiento en Bogotá, y hasta el momento no se conocen avances al respecto.

Denuncias por quiebra

El pasado 9 de diciembre, gracias a la investigación del periódico El Espectador, la CCC pudo conocer el documento con el cual se viene solicitando la declaración de quiebra de SUTEC ante el Estado argentino.

Sin embargo, los demandantes en Argentina también están pidiendo investigar penalmente a los dueños de la empresa. Afirman que se estarían desviando dineros de los contratos que ejecturo en Colombia y Perú, entre los cuales se encuentran la concesión de zonas azules y la concesión de zonas naranja en Manizales. Dicen que no se están reportando los ingresos a la casa matriz en Argentina y, de esta manera, se estaría evadiendo el pago de deudas.

Para la CCC existe la preocupación de que estas demandas puedan avanzar y se termine minando la capacidad de la empresa para continuar la ejecución de las concesiones en Manizales.

Las solicitudes

1. La CCC le solicita a la Alcaldía de Manizales que transparente y divulgue la información sobre el estado financiero y el estado de las obligaciones de los dos contratos de concesión. Que se informe a la ciudadanía sobre los pagos que ha hecho el contratista o los incumplimentos en los que haya incurrido. A su vez, que dé a conocer la ocurrencia de subcontrataciones, en caso de que los haya habido, y que revele el número de zonas de estacionamiento (azules y naranja) nuevas y autorizadas desde la firma del contrato. Finalmente, y más importante, que evalúe la medidas contractuales que le permitan mitigar los riesgos que se advierten, y que divulgue las gestiones que se hayan adelantado para una posible cesión o terminación unilateral del contrato.

2. La CCC le solicita a las entidades de control que hagan efectivas sus competencias de investigación y sanción. A la Contraloría General de Manizales que, de un lado, lleve a cabo una auditoría sobre el estado de las obligaciones de las concesiones y que, del otro, informe sobre el estado de los hallazgos que fueron definidos en la auditoría que se realizó en 2017, a raíz de las denuncias de las CCC. A la Procuraduría General de la Nación, que adelante las investigaciones disciplinarias que correspondan por la falta de pluralidad en ambas licitaciones y que, en principio, evalúe el hallazgo con alcance disciplinario que arrojó la auditoría fiscal de 2017 que ya fue mencionada. A la Fiscalía General de la Nación se le solicita que defina la situación penal de la empresa Sutec S.A. y de sus directivas, especialmente por este nuevo caso por supuesta falsedad, y que establezca la responsabilidad penal de funcionarios públicos por la falta de pluralidad dentro de las licitaciones.

Añadir nuevo comentario

You must have Javascript enabled to use this form.