Veeduría

Durante la última semana, la Corporación Cívica de Caldas y la Corporación Manizales en Común han venido reuniendo información sobre posibles sobrecostos en la adquisición en las nuevas tarjetas del cable aéreo, sobre una presunta violación a la propiedad industrial y a los derechos de autor por la compra de las mismas, y sobre una contratación deficiente en el mantenimiento del software de recaudo de este sistema de transporte.

La Corporación Cívica de Caldas (CCC) expresa su preocupación por los actos violentos que se viene presentando contra los líderes sociales y defensores de derechos humanos a lo largo del país. Según la organización Somos Defensores, en Colombia fueron asesinados 104 líderes durante el año 2017. Dos de ellos perdieron la vida en Caldas, uno en Supía, Alciviades de Jesús Largo, miembro de la guardia indígena de Cañamomo Lomaprieta, otro en La Dorada, César Augusto Parra, líder y vocero de los mototaxistas de ese municipio.

La Corporación Cívica de Caldas (CCC) y la Corporación Manizales en Común (MEC) expresan su preocupación respecto a la falta de control de la Asociación Cable Aéreo de Manizales frente al manejo de losrecursos de pasajes, tarjetas y taquilla. Para ambas organizaciones ciudadanas se trata de una negligencia recurrente sobre la cual, a pesar de declaraciones públicas y de compromisos de mejora, no se han establecido correctivos suficientes que garanticen la custodia adecuada de estos recursos públicos.

Páginas

Suscribirse a Veeduría