Veeduría

Al ver las conclusiones publicadas por la última #LupaALaContratación, la Corporación Cívica de Caldas (CCC) considera que la Contraloría General de Manizales, la Personería de Manizales y la Fiscalía General de la Nación están en el deber de revisar las alertas que se vienen presentando sobre la gestión contractual del Instituto de Cultura y Turismo de Manizales (ICTM).

La Corporación Cívica de Caldas –CCC-- ha tenido la oportunidad de conocer el informe reciente de la Misión de Observación Electoral --MOE--, el cual da cuenta de los financiadores de campañas que posteriormente recibieron contratos por parte de los gobiernos locales que patrocinaron. Al respecto, se pudo constatar cuál fue el comportamiento de los gobiernos de Caldas frente a los aportantes privados de sus campañas en 2015.

La Corporación Cívica de Caldas --CCC-- expresa su preocupación sobre la irregularidad contractual sistemática que se viene presentando en el Instituto de Cultura y Turismo de Manizales --ICTM--. En esa medida le solicita a las entidades de control y a la Alcaldía de Manizales que cumplan con su función investigativa y sancionatoria a cabalidad, o que asuman los correctivos administrativos del caso. Para la CCC no solo se están afectando recursos públicos del municipio, sino que además se está elevando el riesgo de corrupción en todo el sector cultural de la ciudad.

Páginas

Suscribirse a Veeduría