CCC pide atención a posible extralimitación de un miembro de junta de Infimanizales

La Corporación Cívica de Caldas (CCC) conoció las declaraciones que dio Marisol Carantón a La Patria, sobre los motivos de la renuncia que presentó hace pocos días como gerente de Infimanizales. Una vez evaluado lo dicho por la funcionaria, la CCC quiere manifestar lo siguiente:

  1. La CCC pide atención a lo que puede estar sucediendo al interior de la junta directiva de Infimanizales. Especialmente ante la posibilidad de que exista una extralimitación de funciones por parte de uno de sus miembros y, por consiguiente, una situación de coadministración que debilita la separación de roles de dirección de la entidad.
  2. La CCC solicita a la empresa Infimanizales y al alcalde de Manizales, como presidente de su junta, que tomen los correctivos y las medidas que permitan retomar el correcto cumplimiento de los estatutos de la entidad, la debida separación de las funciones asignadas tanto a los miembros de junta como a la gerencia general y el fortalecimiento de la confianza que se deposita en los órganos ejecutivos de la entidad.
  3. La CCC pedirá a las entidades de control que revisen lo relatado por la funcionaria saliente, con el fin de que investiguen si existe una extralimitación de funciones por parte de alguno de los miembros de la junta directiva de Infimanizales. Sobre este punto, la gerente reconoció en la entrevista que las “interferencias” a su trabajo se han presentado desde los miembros suplentes de los actores privados. En ese sentido, se solicitará especial investigación de los miembros que ocupan este lugar de suplencia como representantes privados.

Para el criterio de la CCC, los estatutos de Infimanizales señalan unas funciones específicas para la junta directiva, las cuales se enfocan, entre otras labores, en la aprobación y evaluación a planes y presupuestos, en la delegación de funciones que la gerencia deba hacer, en la discusión general de programas y proyectos, en la aprobación de reglamentos, escalas salariales o nuevos puestos de trabajo. Se tratan de funciones directivas más vinculadas a la planeación, supervisión y orientación general, que de ninguna manera deberían abrir la posibilidad para que alguno de sus miembros pueda tomar atribuciones en la toma de decisiones “del día a día”, como lo ha descrito la funcionaria en la entrevista.

La gerente ha dicho no reconocer algo indebido en el comportamiento de este miembro de junta. Aún así, para la CCC sí resulta preocupante que pueda estar dándose una situación de coadministración y una extralimitación de funciones que vulnere los estatutos y la ley pública y comercial que rige a este tipo de de sociedades, o que desatienda el principio constitucional que le prohíbe ir más allá de lo reglado a quienes desempeñan funciones o labores públicas.

La OCDE ha venido impulsando para América Latina una serie de recomendaciones para las juntas directivas de las empresas públicas: (1) Nominación transparente y profesional de los miembros de junta; (2) tamaños de la juntas que garanticen eficiencia, independencia e inclusión; (3) relación de independencia y responsabilidades entre el CEO y los miembros de la junta; (4) evaluación periódica la junta directiva y sus miembros; (5) educación y profesionalización permanente para los miembros de junta; (6) creación de comités de auditoría dentro de las juntas. En el criterio de la CCC, se tratan de recomendaciones que Infimanizales y la Alcaldía de Manizales deberían evaluar, no solo para dar inicio a la implementación de mejores prácticas en la junta directiva de la entidad, sino también para contar con herramientas institucionales que permitan evitar o darle el manejo que corresponde a situaciones como estas.

Continuidad en el fortalecimiento de metas de transparencia del holding

Durante los últimos meses, la CCC ha venido acompañando conversaciones con Infimanizales y con el holding de empresas públicas que tiene a su cargo, con el fin de revisar el estado de sus indicadores de transparencia y acceso a la información, recogidos por la medición Mipg-Furag del Departamento Administrativo de la Función Pública.

Se ha podido constatar que las empresas de este holding que deben aplicar esta medición se encuentran desde hace años en promedios regulares y bajos que ameritan un plan de acción de mejora. Esto con el fin de dar pleno cumplimiento a las metas de transparencia del actual Plan de Desarrollo de la ciudad.

La CCC solicita a Infimanizales y a la Alcaldía de Manizales que este proceso de revisión y de construcción de planes de mejora no se vea obstruido por la renuncia de la gerente actual, y que por el contrario se cuente con un proceso de empalme y actualización con el cuerpo directivo que continúe. La CCC ratifica su interés y sus buenos oficios para continuar con este trabajo de acompañamiento y de seguimiento ciudadano para lograr un mejor desempeño de las entidades en estas políticas de transparencia.

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

You must have Javascript enabled to use this form.