CCC sugiere no aprobar la compensación por uso del espacio público en Manizales.

La Corporación Cívica de Caldas –CCC– le sugiere al Concejo de Manizales abstenerse de aprobar por ahora la propuesta del Proyecto de Acuerdo No.11, “Por el cual se reglamenta la compensación por el aprovechamiento económico en el espacio público en el municipio de Manizales y se dictan otras disposiciones”. A continuación enumeramos algunas razones para que el cabildo municipal tenga en consideración al momento de asumir esta recomendación:

1. El municipio de Manizales no cuenta con un Plan Maestro de Espacio Público, ni con una política pública sobre el tema.

Si bien el proyecto de acuerdo busca reglamentar una figura que está reconocida por el ordenamiento colombiano y que ha sido implementada en otras ciudades, aprobarlo en este momento para la ciudad de Manizales desconocería la necesidad de abordar el espacio público con una gestión integral que atienda sus múltiples dimensiones. Sin una política pública general, sin un Plan Maestro, la implementación del cobro por compensación terminaría por promover una mirada fragmentada del espacio público en el que se podría estar privilegiando su carácter comercial y rentable, por encima de otros usos que son igual de esenciales para el goce de los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos. En otras palabras, la medida no estaría siguiendo lineamientos sobre otras metas que se ha propuesto el Plan de Ordenamiento Territorial, como los espacios peatonales, el uso y la promoción de la bicicleta, la generación de espacio público nuevo y el fortalecimiento del eje ecológico estructural de la ciudad.

Desde el año 2013, a raíz de una acción popular promovida por la ciudadanía, la ciudad está en mora de plantear una política general de espacio público que se traduzca en un Plan Maestro. En su momento, la autoridad judicial advirtió que cualquier intervención sobre el espacio público, especialmente en el Centro Histórico de la ciudad, y sobre todo cuando busque afectar a vendedores informales, requiere de estudios y planes que hasta el momento la ciudad no ha presentado. La actual administración municipal ha hecho la gestión, a través de Findeter, de consolidar un Plan Maestro de Movilidad integrado a un Plan Maestro de Espacio Público, un producto que la ciudad todavía no ha conocido ni ha legitimado a través de los procesos administrativos idóneos. La CCC recomienda que cualquier decisión en materia de compensación por uso del espacio público se tome de manera posterior a este Plan Maestro que está por conocerse y de acuerdo a lo que se disponga en el mismo.

2. La medida no resuelve la formalización a la que está obligada el municipio.

La medida que se discute no resuelve por sí sola los compromisos de formalización de vendedores informales, en la medida en que su objeto no es la transformación económica de estas personas sino la capitalización del uso que hacen del espacio. Es necesario revisar políticas complementarias, pues podría parecer que solo se trata de transitar de la informalidad que no paga hacia una informalidad que sí paga por sus usos en el espacio público. Además, el proyecto de acuerdo extiende permisos hasta por 4 veces más, lo que podría traducirse en una extensión de la condición de informalidad y en aplazamiento de los compromisos de la Administración por mitigarla y reducirla.

Con lo anterior, a la CCC le preocupa que se pueda crear una nueva condición de informalidad: una informalidad que compensa por el uso del espacio público. Esto puede terminar complejizando la situación que afronta hoy el municipio con la población de vendedores informales, pues podrían llegar a generarse nuevas expectativas, nuevos derechos adquiridos o condiciones de protección con las que hoy estos vendedores no cuentan, los cuales, de no estar cumpliendo con los compromisos de formalización, podrían llegar a ser reconocidos y protegidos por la jurisdicción en defensa de derechos fundamentales.

*****

La CCC apoya cualquier gestión que la Administración Municipal esté adelantando para recuperar y adecuar el espacio público que corresponde a las terrazas comerciales de perfiles viales, sobre todo aquellas terrazas y antejardines que han sido apropiados a manipulados de manera inadecuada por algunos establecimientos de comercio. Se trata de una gestión pública adecuada mientras se consolidan las condiciones de planeación para retomar una discusión de compensación por uso de estos espacios públicos.

Añadir nuevo comentario

You must have Javascript enabled to use this form.